Blog de una futura logopeda

Entradas etiquetadas como ‘fisiología del oído’

Fisiología del oído

El sentido del oído

El sentido de la audición está comprendido por el oído y conforma los órganos de equilibrio y audición.

El oído es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo ya que por medio de él, podemos escuchar todo lo que pasa a nuestro alrededor.

Sus mecanoreceptores se encuentran ubicados en el peñasco del hueso temporal en el cráneo. Las vibraciones sonoras son recibidas por el oído y estas sensaciones son transmitidas al cerebro.

En el cerebro existe una región relacionada con la sensibilidad acústica a la que se denomina “centro auditivo”. Esta región está dividida en dos zonas, situadas una en el lado derecho y otra en el izquierdo de la superficie externa del cerebro, donde los estímulos serán interpretados.

Estructura y Fisiología

OIDO EXTERNO:

Permite captar las ondas sonoras y dirigirlas hacia el interior del oído.

  • Pabellón Auricular (Oreja): Es un cartílago elástico en forma de trompeta recubierto por una gruesa capa de piel. Debido a su forma, orienta las ondas sonoras hacia el interior del conducto auditivo externo.
  • Conducto auditivo externo: Es una estructura tubular de unos 2,5 cm. De longitud, que se aloja en el hueso temporal. Va desde el pabellón auricular hasta el tímpano. Sus paredes consisten en tejido óseo recubierto por cartílago y una capa delgada y sensible de piel. Posee pelos delgados y glándulas que secretan el cerumen del oído. Esta combinación evita que los cuerpos extraños ingresen al interior del oído.

OIDO MEDIO:

Cavidad casi cuadrada de 1 a 2 cm3 llena de aire, ubicada en el peñasco (Región interior del hueso temporal). Está recubierto por tejido epitelio simple plano.

Está separado del oído externo por el tímpano y del interno por una lámina ósea delgada que concluye en dos aberturas: la ventana oval y la ventana redonda.

El oído medio se comunica con la nasofaringe por la trompa de Eustaquio que equilibra la presión del tímpano.

  • Tímpano: Membrana delgada, oval y transparente. Se mueve por las vibraciones del aire. Estos movimientos se transmiten al oído interno por los huesecillos.
  • Huesecillos: Son el martillo, el yunque y el estribo, que forman una cadena continua. El mango del martillo esta adosado a la cara medial del tímpano, su cabeza se articula con el cuerpo del yunque, que a su vez hace lo propio con el estribo. La base del estribo encaja en la ventana oval o vestibular. El estribo es el huesecillo que más movimiento realiza

OIDO INTERNO: (LABERINTO)

Se encuentra en el espesor del peñasco del hueso temporal, se divide en:

  • Laberinto Óseo: contiene un líquido denominado perilinfa (filtrado de líquido cefalocraneano). Presenta:
    • Vestíbulo: Cavidad central de forma oval
    • Canales semicirculares: Tres cavidades tubulares a manera de asa: superior, posterior y lateral que desembocan en el vestíbulo.
    • Cóclea (Caracol Óseo): Canal óseo espiral de 2 vueltas y 3/4, gira alrededor de un eje llamado modiolo.
  • Laberinto Membranoso:Consiste en una serie de sacos y tubos cerrados ubicados dentro del laberinto óseo, que poseen la misma forma que este. Contiene un líquido denominado endolinfa. Presenta:
    • Utrículo y Sáculo: Son vesículas. El utrículo ocupa la parte superior del vestíbulo, y el sáculo se encuentra por debajo de este. En sus paredes se encuentran unas manchas llamadas máculas, (equilibrio estático).
    • Conductos semicirculares: Se comunica con el utrículo y están contenidos en los canales semicirculares óseos. Presenta en uno de sus extremos una dilatación llamada ampolla, en cuyo interior está la cresta ampular o acústica (equilibrio dinámico)
    • Conducto coclear: Se comunica con el sáculo y se localiza dentro del caracol óseo. Está compuesto por tres tubos o rampas: rampa vestibular, rampa media o coclear y rampa timpánica. La rampa vestibular y media se hallan separadas por la membrana vestibular, la rampa timpánica y la rampa media se separan por la membrana basilar.
      • Órgano de Corti: Localizado en la membrana basilar (en el piso de la rampa media) está compuesto por las células neuroepiteliales (ciliadas) que captan y trasforman las vibraciones en impulsos nerviosos. Es el órgano sensorial de la audición.

Fisiología de la audición

  • La audición comienza en el oído externo. Cuando se produce un sonido fuera del oído externo, las ondas sonoras, o vibraciones, ingresan al conducto auditivo externo y golpean el tímpano (la membrana timpánica)
  • Este produce vibraciones que luego pasan a los tres pequeños huesos del oído medio, llamados martillo yunque y estribo.Estos amplifican el sonido y transmiten las ondas sonoras al oído interno.
  • En el oído interno llegan al órgano de la audición (cóclea) que contiene la perilinfa y endolinfa (líquidos por donde las ondas sonoras se propagan).
  • Al llegar al órgano de Corti las ondas sonoras se convierten en impulsos eléctricos que el nervio auditivo envía al cerebro, el cual traduce estos impulsos a sonido.

Fisiología del equilibrio

Los órganos receptores del equilibrio son el utrículo, sáculo y conductores semicirculares. Existen dos tipos de equilibrio:

  • Equilibrio Estático: es captado por el utrículo y el sáculo. Generan la información de orientación de la cabeza en el espacio, ayuda a conservar la postura.
  • Equilibrio Dinámico: Es captado por las crestas ampulares o acústicas. Conservan la posición corporal frente a movimientos bruscos.

Enfermedades del oído

  • Enfermedad de meniere: Enfermedad causada por una distensión imprevista de los canales semicirculares membranosos por aumento e la endolinfa determinada por causas todavía desconocidas. Sintomatología: Surge repentinamente y consiste en una sensación de ruidos tormentosos con campanilleo acompañado de vértigos, nauseas y vómitos. Las consecuentes alteraciones en la región coclear y vestibular del oído interno pueden ocasionar a una sordera más o menos grave.
  • Sordera: Es la dificultad o la imposibilidad de usar el sentido del oído debido a la perdida de la capacidad auditiva parcial (hipoacusia) o total (cofosis), o en uno o ambos oídos. Esta puede ser un rasgo hereditario o puede ser consecuencia de una enfermedad, traumatismo, exposición a largo plazo al ruido, o medicamentos agresivos para el nervio auditivo. Los problemas de audición por lo general se desarrollan gradualmente y muy rara vez terminan en sordera completa.

Síntomas en los niños:

  • No presta atención. Presenta un retraso en el habla. El retraso del lenguaje es muy evidente y se instala un modo de comunicación visual y gestual; dificultades en el    aprendizaje de la lectura y escritura.
  • Vértigo: el vértigo se puede experimentar como un mareo, una sensación de que se podría presentar un desmayo, sentirse inestable, perder el equilibrio o la sensación de que uno mismo o el espacio está girado o moviéndose. La mayoría de las causas del vértigo no son graves y se pueden resolver de forma rápida o tratarse manera fácil. El vértigo por lo común se acompaña de grados variables de náuseas, angustia, vómito, palidez y sudor, lo que indica actividad excesiva del sistema nervioso autónomo. Puede ser momentánea o durar horas o incluso días. La persona con vértigo suele sentirse mejor si se acuesta y permanece inmóvil.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.